EIR Lleida, destino enfermero

A LA ESPERA de que se amplíe el desarrollo y convocatoria de plazas de Enfermería Especialista, Lleida recibe este año a 10 profesionales que cursarán su residencia la provincia más al noroeste de Cataluña.

Por especialidades, 4 de ellas lo harán en el ámbito de la Atención Familiar y Comunitaria; mientras que los hospitales universitarios Arnau de Vilanova (HUAV) y Santa Maria (HUSM) acogerán a 3 profesionales en formación de Enfermería Obstétrica-Ginecológica y a otras 3 de la especialidad de Salud Mental.

Pocas, y a la vez muchas, dada la escasez de convocatorias de plazas de enfermera especialista (al cierre de esta edición, se celebraba la prueba extraordinaria de la especialidad de Familiar y Comunitaria y no sin cierta polémica, dada la tardanza y la precipitación de la convocatoria) y el desconocimiento de los atractivos de Lleida como destino.

Hoy hablamos con algunas de las enfermeras residentes de primer y segundo año, así como con las tutoras de las unidades docentes. Los motivos de su elección de especialidad y de destino y su opinión sobre la formación y oportunidades que brindan las especialidades, ponen el foco sobre el sistema de salud actual y el reconocimiento de las competencias enfermeras.

EIR FAMILIAR Y COMUNITARIA

Al frente de la Unidad docente de Enfermería Familiar y Comunitaria (FyC), encontramos a Rebeca Ramírez Molinero. Nacida en Vadocondes (Burgos), Ramírez aterrizó en Lleida en 2014 para cursar la especialidad de la que hoy es tutora. “Pertenezco a la primera promoción que se formó en esta Unidad Docente y actualmente soy su presidenta” explica. Además es tutora de la misma especialidad en el CAP Eixample y profesora asociada de la Universitat de Lleida (UdL).

El CAP La Bordeta, en la ciudad de Lleida, es uno de los tres centros que acogen a las residentes de FyC. Este es el caso de Verónica Karcz, una enfermera leridana que eligió quedarse en Lleida “porque creo que aquí, la figura de la enfermera en el ámbito de la Atención Primaria es muy potente, también en la gestión”.

Motivación que se repite con su compañera de residencia y CAP, Anna Mauri Querol, que decidió quedarse en casa “porque para mi Lleida es hogar y familia”.

En la zona alta de la ciudad, el CAP Eixample es el lugar de residencia de la joven Laia Llubes Arrià. “La especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria es una de las especialidades más rica, variada y amplia de las especialidades que existen en este momento”, afirma Llubes que decidió escoger Lleida por diversos motivos como ”la posibilidad de rotar por diferentes dispositivos de la red, tanto a nivel hospitalario como de Atención Primaria, o de participar en programas específicos de intervención comunitaria”. Laia Llubes agradece también la gran implicación de las tutoras en la actividad docente y “la atención personalizada por parte de la unidad que aporta un valor fundamental en la formación de las especialistas”. La EIR remarca que la especialidad FyC es compleja y con muchísimo potencial y “necesita enfermeras comprometidas con ella”, pero lamenta que “aunque las residentes tenemos cada vez más formación, no se está reconociendo la especialidad en muchas comunidades”.

Por su parte, la zaragozana Andrea Remacha Rodríguez “cree que el futuro de la enfermería es especialista”. Ella eligió Lleida “porque tiene un programa formativo muy completo y unas rotaciones bastante competentes”. Todo ello, unido a las buenas comunicaciones (AVE) que conectan su destino EIR con su localidad natal, fueron motivos más que suficientes para trasladarse.

Opinión con la que coincide Irene Royo de Logroño, otra de las EIR del CAP Eixample y que explica que “quería hacer la especialidad de Familiar y Comunitaria sí o sí, y dado el lugar donde vivo, era el destino más cercano”.

A poco más de 25 kilómetros, en el ABS de Balaguer, dos enfermeras más cursan la residencia. Irene Espinosa asegura que eligió Lleida “por el buen reconocimiento que tiene la especialidad aquí”.

Punto en el que coincide con la madrileña Jara Moreno que apunta que “la formación aquí es buena”. Moreno, además, valora que “Lleida tiene un entorno natural muy bonito” que se puede compaginar con los estudios. “Voy a estar muy a gusto aquí”, asegura.

Sobre la formación en especialidades enfermeras, la tutora Rebeca Ramírez dice que “en Cataluña se han acreditado de forma progresiva más Unidades Docentes Multiprofesionales de FyC y cada año se ofrecen más plazas de formación de especialistas. Nosotros mismos este año hemos ofertado dos plazas más de EIR FyC, pero en cambio no se está avanzando en la catalogación de puestos de trabajo en los cuales se puedan incorporar después las especialistas tras acabar su formación”.

Ramírez explica que la mayoría de las EIR FyC son alumnas que en el momento de acabar la carrera decidieron especializarse. “Algunas lo consiguen en un año y tardan varios en conseguir su plaza EIR”. Así pues, aunque suelen ser jóvenes –unos 24 años de media–, no es la norma. Muchas otras residentes ya llevan unos años trabajando cuando deciden especializarse. Para la responsable de esta unidad docente, “el valor añadido que supone la especialidad hace que profesionales que llevan años trabajando en AP opten por la formación reglada”.

De procedencia muy variada, la residente de FyC “mira al paciente de forma global y busca la cercanía con él y con su familia. Valora mucho el trabajo en equipo y conoce la importancia de la enfermera en el seguimiento y control del paciente crónico”. Y es que la especialidad abarca un campo muy amplio, con muchas competencias, que alcanza incluso el campo de las urgencias y emergencias.

Ramírez sabe que “lo principal para ser atractivos” es ofrecer salidas laborales. “Comunidades como Aragón cuentan con una bolsa propia de especialistas FyC. Esto en Lleida no ocurre. Es necesario que la empresa reconozca la especialidad y el perfil competencial que tienen las especialistas, así como la creación de la categoría profesional”, concluye la tutora EIR FyC que la administración apueste por las especialistas y el valor que suponen.

EIR OBSTÉTRICO-GINECOLÓGICA

En cuanto a la elección de destino, distinto es el caso de las dos EIR de la especialidad Obstétrico-Ginecológica, Laura Arajol Lelièvre y Lea Palmitjavila Dourdet, ambas procedentes de Andorra. Tal y como explica Arajol ”no nos dieron para escoger, pero estoy muy contenta de estar en Lleida porque me convence la ciudad”. Una situación que la propia Palmitjavila también asume con normalidad y confiesa “estoy super contenta de estar aquí”.

La tercera de las matronas en formación, Noelia García Segarra de Murcia, confiesa “siempre he querido ser matrona” y, aunque no elegió Lleida como primera opción, dice estar “muy contenta de estar aquí. Me hubiera ido donde fuera para conseguirlo”.

Todas ellas cursan la especialidad en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova (HUAV) y Marta Clivillé Figueras es una de las tutoras de su Unidad Docente EIR OG.

Preguntada por la falta de reconocimiento de muchas de las especialidades y si hay futuro para la enfermera especialista, Clivillé no lo duda: “¡Por supuesto!”. Esta experimentada matrona aclara que “la especialización en nuestra profesión es la clave para poder dar una atención de calidad” y que son “los gestores sanitarios quienes deberían priorizar que los puestos de trabajo estén ocupados por enfermeras especialistas”.

Marta Clivillé traza un perfil detallado de sus EIR que aúna fortalezas profesionales y personales. “Las residentes de matrona tienen la característica común de poseer una alta motivación por la especialidad y muestran gran implicación en su formación. Es común en ellas la empatía hacia las mujeres que atienden y saben la relevancia que tiene su actuación en cómo vivirán las mujeres su maternidad”, explica.

La tutora también lanza una propuesta para atraer más enfermeras residentes a Lleida y considera que “un aspecto a tener en cuenta, sería aumentar las oportunidades de formar parte de proyectos de investigación”.

EIR SALUD MENTAL

“Estoy encantada de estar en Lleida. Que tenga un hospital especializado en psiquiatría, el Santa María, me parece muy bueno para mi formación”, así se manifiesta Paloma Carreras Palacio, una joven EIR de Salud Mental de Zaragoza que pasará los dos próximos años en el Hospital Universitario Santa María (HUSM). Palacios siente admiración porque “la salud mental goza de mucho reconocimiento en Cataluña y se nos ofrece mucha formación centralizada, cosa que me parece muy productiva”.
Sin embargo, María José Lavernia Prades, al frente de la Unidad Docente de EIR de Salud Mental (SM) del HUSM, lamenta “el no reconocimiento de la especialidad, por parte del Departament de Salut”. Además, Lavernia cree que ésta pueda ser la razón por la que “hay pocas enfermeras catalanas que opten por hacer esta especialidad”, a pesar de que desde las instituciones se pide que para trabajar en este campo se sea especialista.

Diferente es el caso de Cristina Ulldemolins De Olives, de Mahón (Menorca), que confiesa que “prioricé la formación en enfermería de salud mental por comunidad autónoma. Puse en primer lugar el País Vasco y en segundo lugar Cataluña”. A pesar de ser su segunda opción, también se muestra satisfecha con su elección del HUSM.

Sobre la procedencia de las EIR de SM, Lavernia explica que mayoritariamente proceden de Aragón (35%), mientras que las enfermeras catalanas, en segunda posición, apenas superan el 11% de las residentes. Les siguen profesionales de Andalucía, Comunidad Valenciana y País Vasco, todas ellas con, más o menos, un 9% de residentes.

Con una edad de entre 22 y 30 años, el perfil de la EIR de SM es diverso en cuanto a experiencia laboral se refiere. Desde enfermeras nobeles que se preparan para el examen a profesionales experimentadas, la tutora EIR reconoce en todas ellas “aptitud y capacidades óptimas. Son profesionales de enfermería que invierten dos años para especializarse”.

En cuanto al atractivo como destino EIR, María José Lavernia reconoce que aunque “ser una ciudad pequeña/mediana puede ser un inconveniente”, a la vez, “estamos entre Zaragoza y Barcelona, tenemos cerca el mar y la montaña y, como servicio de salud mental, somos una red potente en número de recursos y de profesionales”.[]

texto Montse Gimena
foto MISSATGES
Archivo EIR

No Events on The List at This Time

Menú

X